lunes, 19 de mayo de 2008

Los protagonistas de la platería y sus marcas




Estimados amigos:

Tal como prometía en la entrada anterior, hoy corresponde hablar de los verdaderos protagonistas del noble arte de la platería: los plateros. Pero no vamos a abordar el término 'platero' en su dimensión más teórica sino en la más práctica, a través de sus marcas o punzones.

Cada artífice tenía, una vez superado el examen de maestría en el Colegio de Plateros de su región, la posibilidad de marcar sus piezas con un sello o punzón personal que lo pudiera identificar a los ojos de otros platero. En la primera imagen que adjunto podéis contemplar las marcas o punzones de algunos plateros españoles, extraídas de la página web de Platería Muñoz Arce. La marca del platero no nos aporta más datos que los propios del artífice: su nombre y a veces su apellido, aunque éste último suele estar abreviado o mediante símbolos. Las más de las veces solamente aparece el apellido del platero.

Cada pieza de plata que se preciara de calidad, había de contar con tres marcas bien diferenciadas: la del maestro platero (de la cual ya hemos hablado) y dos más: la del Fiel Contraste o Marcador y la de Localidad. ¿Quién era el Fiel Contraste? Era aquella persona designada por el Gremio de Plateros para velar por la calidad de la plata con la que se fabricaba tal o cual obra. El platero, una vez ejecutada su obra y puesta su marca, llevaba la pieza al Fiel Contraste, quien observaba si el material se ajustaba a la legislación de turno. En caso afirmativo, le estampaba su marca o sello a manera de garantía de una plata de buena calidad. Esta marca sigue las pautas de la marca de los plateros, aunque solía aparecer con caracteres más grandes y rasgos más distinguidos.

La tercera marca es la de Localidad. También aparece en la mayor parte de las piezas de platería, pues el Gremio de Plateros de cada región estaba obligado a marcar las obras con su punzón. Como vemos en la segunda imagen, el caso de Madrid es bastante singular: lo que en un principio fue una M coronada, acabó siendo -con la escisión de la villa y la corte- en dos marcas bien distintas (la Corte se señalaba con un torreón almenado mientras que la Villa se representaba con el actual escudo de Madrid, una osa encaramada a un madroño). Las marcas de Localidad quizá sean las más complejas, pero son, a mi parecer, las más curiosas.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Podéis completar esta información en la web de la Platería Muñoz Arce. Si alguien está interesado en estos temas, le puedo facilitar, además de la bibliografía que se muestra en la página, otros manuales más específicos sobre marcaje y marcas.

Un cordial saludo.





2 comentarios:

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Acabo de descubrir este espacio que no me ha dejado indiferente. Mi enhorabuena porque los historiadores del arte, con iniciativas culturales de este tipo, vamos teniendo un hueco en la red.

Desde Granada, gracias por las entradas...

David R.J.Muriel
http://laalacenadelasideas.blogspot.com/

Fundación Guayasamín - Coordinación de Eventos y Visitas dijo...

Muy interesante, me ha gustado mucho el espacio, precisamente por estudios estaba investigando sobre La Platería (los plateros y sus gremios en América).

En fin aunque mi interés específico era sobre La Platería Virreinal, esta entrada me ha sido muy útil.