jueves, 12 de marzo de 2009

Ecos del Clasicismo. Exposición de Platería en Murcia

Noticia del Diario La Verdad de Murcia, con fecha 12.03.2009



La sala Belluga expone piezas del Real Taller de Platería creadas entre 1778 y 1868
La Fundación Cajamurcia muestra por primera vez esta colección de objetos-joya



La exposición Ecos del Clasicismo, que se muestra en la sala Cajamurcia Belluga hasta el 17 de mayo, muestra un total de 40 piezas y bocetos de las obras realizadas por los plateros del Real Taller de Platería, creado en el reinado de Carlos III entre los años 1778 y 1868. El comisario de la exposición, Fernando Martín, presentó ayer la exposición junto al gerente de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, y su director, José Moreno.
Martín explicó que en la exposición se refleja el estilo neoclasicista que caracteriza las piezas del taller desde sus inicios y que fue impulsado por el director del taller en su primera etapa e impulsor de la producción industrial de estos objetos, Antonio Martínez.
Según, Martín, la exposición refleja el desarrollo de este oficio desde las piezas creadas en la escuela taller por los alumnos hasta las producidas a gran escala en la fábrica de Martínez, en las que se mantiene la tendencia neoclásica a través de la utilización de elementos decorativos que reproducen elementos clásicos como columnas, capiteles, basas y decoración vegetal.
La sala también exhibe los dibujos y bocetos que los plateros realizaban de las piezas, que la fundación Lázaro Galdeano de Madrid ha cedido para que se expongan por primera vez al público.




Además del componente estético, la exposición pretende mostrar la importancia de las escuelas-taller y las reales fábricas, impulsadas por los ilustrados españoles durante los reinados de Carlos III y Carlos IV, época en que la platería se comienza a concebir como un producto industrial.
Entre las piezas que se exponen, Marín destacó, por su singularidad, las despabiladeras, que son una especie de tijeras que se utilizaban para avivar el fuego de las velas de los candelabros, así como las mancelinas, un soporte de plata que servía para tomar el chocolate de pie, y una chofeta de finales del siglo XIX, que es un brasero de pequeñas dimensiones que utilizaban los escribas para calentarse los dedos durante su trabajo. Las piezas proceden de varios museos como el de Historia de Madrid o el Arqueológico Nacional, así como de Patrimonio Nacional y otras colecciones particulares.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Tan magnífica noticia no podía dejar de tener hueco en este blog. Saludos a todos.

Alejandro

1 comentario:

carmencmbejar dijo...

Hola. Enhorabuena por tu blog, me parece una labor enorme por tu parte recopilar tanta información y de tanta calidad y plasmarla en la web. Mis sinceras felicitaciones.
Si no te parece mal he añadido tu interesante blog al mío, que estoy poco a poco construyendo con artículos de investigación histórica de Béjar (Salamanca).
Saludos